Durante este tiempo de emergencia sanitaria las residentes del Cottolengo Femenino continuaron realizando sus actividades habituales al interno de la institución acompañadas por las religiosas y profesionales que reemplazaron a los docentes en sus clases.

La Hna. Ma. Blanca volvió a sus viejos tiempo como maestra de tejido y bordado. ¡Las chicas felices! ¡Están muy entusiasmadas con sus producciones!

La Hna. Ma. del Rosario junto con Guillermo acompañan las actividades de teatro. La novicia Ma.Isabel se encarga del área de música. La Hna. Ma. Mónica asumió el taller de cocina, el de manualidades y hace con las chicas las tareas de lectoescritura que manda la docente por zoom.

La profesora Florencia B. está realizando un trabajo precioso y muy valioso para las residentes: danza, yoga, expresión corporal, estimulación motriz.

La tecnología también está presente con ayuda de Patricia (nutricionista) y Guillermo (psicólogo) que como profesionales de la casa pueden ingresar al Cottolengo y además de su servicio específico nos ayudan con estas actividades.