El 12 de noviembre recordamos con gratitud e inmensa alegría los 100 años de la primera y providencial llegada de Don Orione a Uruguay.

Nuestro fundador estaba en Brasil visitando a sus misioneros cuando fue convocado a predicar en la peregrinación de los migrantes italianos al santuario de la Virgen de Luján, invitación que aceptó con gran gusto.

Llegado al puerto de Montevideo, por razones de documentación, no pudo embarcarse de inmediato en un vapor que cruzara el Río de la Plata y debió permanecer en nuestro país. Aprovechó su corta estadía para visitar los talleres Don Bosco y con un vehículo puesto a disposición por el Obispo, visitó algunos lugares. Entre ellos, la basílica Ntra. Sra. del Carmen de La Aguada, donde se encontró un altar de la Virgen de la Guardia, tan querida por nuestro padre Fundador. Le ofrecieron acompañar el patronato de obreros integrado por inmigrantes que trabajaban en el mercado Agrícola de la ciudad, perteneciente al radio de la parroquia del Carmen.

Por esa razón los festejos se llevaron a cabo en este magnífico templo de nuestra ciudad, donde se entronizó una imagen de San Luis Orione y se colocó una placa recordatoria.

La Eucaristía fue presidida por Mons. Luis Eduardo González, obispo auxiliar de Montevideo y concelebrada por los religiosos orionitas que trabajan en Uruguay y el párroco de la Basílica Ntra. Sra. del Carmen. Hubo representantes de todas las casas orionitas presentes en Uruguay. También nos acompañó el embajador de italia y su esposa.

Luego siguió la fiesta en la sede del proyecto Gurisaes (patronato obrero, en la época de Don Orione). Allí hubo encuentro de familia con representaciones teatrales de anécdotas de la vida de san Luis Orione, cantos, rica comida y brindis. Una linda fiesta carismática!!!  ¡Ave María y adelante!